¿Es posible un mundo sin semáforos?

Los semáforos en todas las ciudades del mundo aportan un nivel de seguridad excepcional para evitar una inmensa cantidad de accidentes y atropellos. Cumplen, en mayor o menor medida, con lo que se espera de un sistema creado para regular el tráfico y permitir tener una preferencia en el paso cuando uno lo tiene en color verde.

Ahora bien, no se puede negar su ineficiencia cuando no hay congestiones, es decir, horarios valle de presencia de automóviles en las ciudades. No habiendo un solo coche en un kilómetro a la redonda, ¿por qué toca frenar y esperar a que pase a verde cuando 600 metros más adelante habrá otro en rojo?

Fuente: Freno Motor, 16/04/2016 * Óscar Almarza

Texto completo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *