Repostar en marcha

Uno de los mayores obstáculos para el despegue del coche eléctrico es la falta de suficientes puntos de recarga, que sumada a una todavía limitada autonomía de las baterías -de entre 150 y 200 kilómetros- desincentiva a muchos compradores. Pero, ¿y si no hiciera falta encontrar una electrolinera, aparcar, enchufar el vehículo y esperar un buen rato para que las baterías vuelvan a estar al cien por cien? ¿Y si el automóvil pudiera repostar en marcha, mientras circula por la carretera?

En esta línea trabajan diversos proyectos en distintos países. El año pasado ya se probaron unos tramos de autopista equipados para recargar coches en marcha en el Reino Unido, cuyas autoridades están elaborando planes para instalar estos dispositivos en vías rápidas cada 32 kilómetros, un programa en el que el Gobierno anterior al Brexit tenía intención de invertir 500 millones de libras (unos 700 millones de euros) durante cinco años. Habrá que ver si la nueva administración, mucho menos comprometida con el medio ambiente, y en la que hay incluso negacionistas del cambio climático partidarios de abandonar el Acuerdo de París, mantiene estos programas.

Fuente: Ecoavant, 12/12/2016 * Roger Font

Ver noticia completa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *