La máquina de la moral y otras ideas para que los coches tomen decisiones correctas

Una máquina de la moral y filósofos colaboran con el MIT para enseñar a los coches a resolver un accidente con el menor número de víctimas posible

De entre todas las dudas que suscitan los coches autónomos, las que tienen que ver con su capacidad para tomar decisiones son las que más debate generan. Muchos usuarios aún temen que el coche pueda cometer un error y estrellarse. Pero lo cierto es que se equivocan mucho menos que los conductores humanos y que el drama real puede venir porque el coche tome la decisión de estrellarse y sacrificar a los pasajeros.

Visto así parece parte de la trama de La rebelión de las máquinas, pero es algo que podría suceder en una situación en la que el daño fuera inevitable y el coche tuviera que decidir entre atropellar a tres peatones o estrellarse y dañar a un pasajero. Es como el dilema de accionar una palanca para que un tren arrolle a una persona o no accionarla y dejar que arrolle a cinco. Pero en la vida real. En este escenario, ¿quién enseña a las máquinas a elegir? ¿Quién decide qué es más correcto en cada situación

Fuente: Retina (El País) – 7/09/2017 * Mª Victoria S. Nadal

Ver noticia completa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *